En los últimos meses en el Servicio de la Prueba de VIH / Sífilis de Gais Positius hemos detectado una incidencia elevada de casos de sífilis. Desconocimiento, pérdida de miedo al VIH, incremento de personas infectadas que no están en tratamiento ... Hay que tener en cuenta que las ITS son son la puerta de entrada al VIH.

Hace un meses con la campaña sobre el linfogranuloma venéreo, Gais Positius alertaba de las consecuencias que podía tener paralas personas seropositivas aquella infección. La sífilis puede complicar el tratamiento de una persona seropositiva y, como en todos estos casos, un diagnóstico tardío tener graves consecuencias.

Descripción

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema pallidum (treponema pálido).

Si una persona que tiene sífilis no recibe tratamiento, esta infección puede provocar problemas de salud graves al cabo de unosaños, como alteraciones del sistema cardiovascular o del sistema nervioso.

La sífilis favorece considerablemente la transmisión sexual del virus de la inmunodeficiencia humana por la presencia del chancrosifilítico (úlcera).

La sífilis se puede contraer por contacto físico con una persona infectada durante las relaciones sexuales, ya sean orales, vaginales o anales.

Transmisión

La transmisión sólo aparece si se tiene contacto con las lesiones cutáneas y las mucosas de la sífilis en las fases primaria y secundaria. Estas lesiones, no siempre visibles, están llenas de Treponema. El germen penetra en el cuerpo de la pareja sexual parala piel lesionada o por las mucosas. En el punto de entrada el germen se multiplica y produce la lesión sifilítica, y desde allí se difundepor el organismo por medio de la sangre y el sistema linfático.

Sin tratamiento, el riesgo de transmisión es muy elevado durante las dos primeras fases de la sífilis. Teóricamente las personasinfectadas no tratadas pueden transmitir la infección durante el primer, e incluso el segundo año de la infección, periodo en el que son posibles las recaídas con lesiones infecciosas.

Por otra parte, una persona puede tener la sífilis y no saberlo porque no tiene ningún síntoma o éste es muy leve y, sin embargo, lapuede transmitir a otras personas.

En el transcurso de la infección no siempre hay síntomas o signos aparentes. Pueden presentarse días o meses después del inicio de la infección y, además, pueden ser similares a los de otras infecciones y curarse sin ningún tratamiento.

Sin tratamiento la sífilis evoluciona por etapas. Según los síntomas, en la sífilis se diferencian tres fases:

Sífilis primaria: aparición de una lesión (úlcera) no dolorosa llamada chancro localizada cerca o en el interior de la vagina, el pene, el ano o la boca entre los 10 y los 90 días después del contagio. Suele ser única, aunque a veces pueden aparecer más. Si no se trata, desaparece por sí sola al cabo de un período que oscila entre tres y seis semanas, pero la sífilis puede progresar hacia la fase secundaria.

Sífilis secundaria: aparición de una erupción (manchas) en las plantas de los pies y las palmas de las manos o en otras partes del cuerpo a los dos o tres meses del contacto inicial. Puede haber otros síntomas como fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor en las articulaciones y los músculos o caída irregular del cabello.Los síntomas pueden desaparecer sin tratamiento en pocas semanas. Puede haber episodios de recaída (es decir, repetición las erupciones, malestar general ...) durante el primer año y raramente después de los dos años de la infección.

Fase de latencia: entonces, la infección se convierte asintomática durante años, y para la mayoría de personas infectadas durante el resto de la vida. Pero hay el riesgo de que sin tratamiento algunas de las personas infectadas (alrededor del 30%) desarrollen la tercera etapa, la más grave de la infección. Esto sucede pasados algunos años (hasta 30).

Sífilis terciaria: aparición de complicaciones en los órganos internos (corazón, vasos sanguíneos, sistema nervioso, hígado, huesos, etc.), Que se manifiestan en forma de demencia, dificultad para coordinar los movimientos, ceguera y otros síntomas.

Diagnóstico

Generalmente es suficiente un simple análisis de sangre para saber si una persona está infectada o no. Las pruebas de laboratorio detectan en la sangre los anticuerpos que se producen contra la infección. Normalmente son positivas de cuatro a seis semanas después del contagio.

El médico hará el diagnóstico con los resultados de las pruebas junto con los de la exploración física.

Es recomendable que cualquier persona que crea haber sido expuesta a la sífilis o que sospeche que lo ha contraído se haga esta prueba, sobre todo cuando se trata de mujeres embarazadas y personas con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, por las complicaciones que la sífilis les puede comportar.

Tratamiento

La sífilis se puede cuidar con tratamiento antibiótico. Lo más frecuente es que se cuide con una sola inyección de penicilina. Para las personas alérgicas a la penicilina hay otros antibióticos disponibles.

Se recomienda no tener contactos sexuales hasta acabar el tratamiento (al cabo de siete días si es una inyección única) y hasta que el chancro sifilítico y las otras lesiones en la piel y las mucosas estén curados.

La sífilis es más fácil de cuidar en los primeros estadios o fases, y por eso conviene diagnosticarla y tratarla lo antes posible. Además, las parejas tienen que ser informadas y, si es necesario, tratadas. Sólo así se rompe la cadena de nuevas infecciones.

El hecho de que una persona haya tenido sífilis una vez no la protege de volver a tenerla de nuevo si se expone, aunque se haya cuidado bien con tratamiento

Prevención

La sífilis se puede prevenir, como muchas otras infecciones de transmisión sexual, con la utilización correcta del preservativo en todas las prácticas sexuales en las que hay penetración (vaginales, anales y orales), y evitando el contacto con lesiones de la piel o de lasmucosas durante las relaciones sexuales. Para el sexo oral, se puede utilizar también una barrera bucal (banda de látex).

En cuanto a la sífilis, el uso de las barreras protectoras reduce considerablemente la probabilidad de contraerla, pero no elimina totalmente el riesgo de contagio ya que el preservativo no siempre cubre las zonas lesionadas.

Otra medida preventiva es no compartir agujas ni jeringas para el consumo de drogas con otras personas. Aunque en el caso de lasífilis el riesgo de transmisión a través de la sangre de una persona infectada es ocasional, es una medida importante para otras infecciones de transmisión sexual, como la del virus de la inmunodeficiencia humana o la de la hepatitis B.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de prevenir la sífilis es diagnosticar y tratar lo antes posible las personasinfectadas, e informar a las parejas sexuales para que se hagan las pruebas diagnósticas y, si es necesario, también recibantratamiento.

LA PRUEBA DE LA SÍFILIS

A partir del mes de la posible infección el virus puede ser detectable, en caso de tener los síntomas y no dar positivo es recomendable repetir.ho los tres meses.

Gais Positius hace la prueba de forma anónima, gratuita y confidencial. Hay que llamar al 93 298 06 42 y concertar la visita.

Podéis consultar a su médico de cabecera, acudir al Centre de Prevenció i Control de ITS del CAP Drassanes Avda.. Drassanes, 17-21, o a diferentes ONG que como BCN Chekpoint (933182056) realizan la prueba.