La ketamina es un anestésico disociativo (anestesia el cuerpo pero no la conciencia), modifica fuertemente las sensaciones, emociones y la percepción de la realidad.
La presentación original es líquida, pero después de un proceso de evaporación se obtiene el polvo que se esnifa.
El líquido se puede inyectar, lo que supone asumir muchísimos más riesgos.
Es considerada como un "medicamento esencial" por la Oms, dada su utilidad para la medicina y la humanidad, la ketamina también se utiliza en el contexto veterinario.

EFECTOS
Los efectos comienzan a sentirse a los pocos minutos de tomar esta droga y pueden durar desde unos minutos hasta una hora aproximadamente.
Te hace sentir eufórico, excitado, más desinhibido y notas una sensación como de estar flotando o de que la mente se separa del cuerpo.
Es fundamental controlar la dosificación, pues pasar de una ligera embriaguez a un estado alucinatório y de desconexión con la realidad puede depender de 200 mg.

EFECTOS ADVERSOS
Puede hacerte sentir confusión, mareos, agresividad e incluso paranoia, dificultad para expresarte claramente, brazos y piernas entumecidas y sentimientos desagradables.

SOBREDOSIS
Tomar demasiada Ketamina puede provocar pérdida de la consciencia, vómitos, insuficiencia respiratoria, convulsiones, psicosis tóxica e incluso un accidente cardiovascular que podría provocar la muerte.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Tu memoria puede verse afectada, desarrollas tolerancia (necesitas consumir más para obtener el mismo efecto) y una fuerte dependencia psicológica.

WARNING!!!
Es especialmente peligroso si lo mezclas con alcohol (o con otros depresores).
Si esnifas ketamina ten en cuenta que compartiendo el rulo se pueden transmitir enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis.
La ketamina está contraindicada en personas aquejadas de
• problemas cardiacos
• hipertensión
• o que cuenten con antecedentes de accidentes cerebrovasculares. 

Al igual que en aquellas que estén en tratamiento con medicamentos tiroideos, que hayan sufrido operaciones oftalmológicas o que padezcan problemas psiquiátricos o tengan antecedentes de haberlos tenido. 

KETAMINA + ALCOHOL = perill

SEXO Y KETAMINA
Ten en cuenta que tomar ketamina puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.