Un 22 % de hombres que mantienen sexo con otros hombres y tienen el VIH se reinfectan de hepatitis C, la mayoría por conductas sexuales de riesgo, como el 'chemSex' -usar drogas en contextos sexuales- o el 'fisting' -introducir la mano en el recto-.

Así lo ha expuesto este miércoles la doctora de la Unidad VIH del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Barcelona, Montse Laguno, en la presentación de la primera campaña de microeliminación del hepatitis C dirigida principalmente a hombres gais y bisexuales en Cataluña, #DisfrutaSinC.

 

Entre los factores de riesgo que explican la reinfección, destacan haber practicado el sexo anal sin protección (67 % de los casos), haber utilizado drogas no intravenosas en contextos sexuales (62 %), haber tenido entre 3 y 15 parejas sexuales en el último mes (44 %), utilizar juguetes sexuales (24 %), y haber practicado 'fisting' (14 %).

La especialista médica, sin embargo, ha subrayado que una de las causas más relevantes en la reinfección es el 'chemSex'.

La Campaña #DisfrutaSinC, que ha sido presentada por el gerente, coordinador del servicio "ChemSex support" y referente de las organizaciones impulsoras de la iniciativa (Gais Positivos, Stop Sida y Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH), Luis Villegas, ha explicado que han creado la web 'disfrutasinc.org' y que será uno de los ejes del nuevo proyecto.

Villegas ha expresado que han tomado de modelo un proyecto similar creado en Amsterdam y que el objetivo de la campaña es facilitar información sobre la transmisión de hepatitis C en el marco del 'chemSex', la elaboración de estrategias individualizadas con la finalidad de reducir daños y riesgos y la promoción del cribado del VIH tanto presencial como en red.

Las organizaciones LGTBI, que ofrecen de forma gratuita, anónima y confidencial la prueba rápida del VHC (hepatitis C), han decidido incluir en la página web el "test de identificación de prácticas de riesgo" y el proyecto "Testa't plus" del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre el VIH de Cataluña (CEEISCAT).

El director del CEEISCAT, Jordi Casabona, ha remarcado que "es fundamental acercar la prueba de detección a la ciudadanía que se pueda hallar en una situación de mayor riesgo y que, por circunstancias diferentes, no van a hacérsela en un dispositivo sanitario o comunitario convencional".

Por su parte, el director del Programa de Prevención, control y atención al VIH, las ITS y las Hepatitis Víricas de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, Joan Colom, ha celebrado la campaña, que se enmarca en el Plan de prevención y control del hepatitis C en Cataluña del Departamento de Salud y ha recordado que el objetivo de la Organización Mundial de la Salud es erradicar el virus en 2030.

Colom ha afirmado que la Comisión Europea es más ambiciosa y que pretende erradicarlo entre el 2020 y el 2021, ha señalado la importancia de reducir la incidencia de las desinfecciones y la necesidad de coordinar toda la atención entre el diagnóstico del virus y el tratamiento.

Laguno, por otro lado, ha revelado que el perfil del paciente que padece el VIH son personas de 39 años y sin síntomas previos.

Los diferentes intervinientes han coincidido en el hecho que es necesaria la cooperación y coordinación entre los diferentes actores interpelados (administraciones, entidades y colectivos...) y que hay una vinculación entre el aumento de la infección y la existencia de conductas sexuales y uso de drogas de alto riesgo.