Un equipo de investigadores tiene grandes expectativas sobre un compuesto que presenta un doble efecto sobre la infección del VIH, atacando uno de los aspectos claves de la enfermedad como son los reservorios virales.

Un fármaco empleado para tratar la leucemia mieloide crónica, dasatinib, se encuentra siendo estudiado por los investigadores como una nueva alternativa para combatir el virus del sida.

Los investigadores a cargo, pertenecientes al Instituto de Salud Carlos III de España, identificaron un nuevo mecanismo por el que el VIH establece una infección latente en las células (linfocitos), al mismo tiempo que demostraron que este medicamento de la familia de los inhibidores de tirosin-kinasas podría tener una gran utilidad.

Según explica el coordinador del ensayo, José Alcamí, el fármaco tiene un doble efecto sobre la infección del VIH: una actividad antiviral “impresionante” además de una reducción en la respuesta del sistema inmune ante el VIH.

El académico detalló que la formación de reservorios celulares en los que el VIH infecta la célula de manera latente representa el “mayor obstáculo para la curación de la infección por el VIH”, ya que ni los fármacos ni el sistema inmune pueden acceder al virus establecido en estas células. Este “escondite” biológico, señala, «le permite replicarse e infectar otras células estableciendo así un mecanismo de ¨persistencia¨ viral en el paciente”.

El trabajo - publicado en la revista Cell Reports - describe como el VIH utiliza determinadas citocinas producidas por el sistema inmune para infectar nuevos linfocitos CD4 y la forma de impedir dicho mecanismo de infección, que durante las pruebas de laboratorio fue con este fármaco.

Los investigadores ya tienen previsto un ensayo clínico en personas con VIH para demostrar el potencial de este fármaco en el control de la infección, de acuerdo a la reseña del portal ABC.

Mirada Profesional