China posee una comunidad L.G.B.T.Q. más grande que toda Francia, con alrededor de 70 millones de personas, pero solo el 5% opta por hacerlo público

Durante mucho tiempo, Duan supo que era diferente, y no conocía a nadie más como él. Incluso en la escuela, mientras sus compañeros de clase masculinos hablaban de chicas, él amaba en secreto a un niño, un estudiante que jugaba al baloncesto. En Internet, se encontró con un mundo donde finalmente sintió que pertenecía, un lugar donde las personas homosexuales como él buscaban parentesco y conexión.

 

China es el hogar de una comunidad L.G.B.T.Q. con una población más grande que toda Francia, alrededor de 70 millones de personas. Pero según una estimación de las Naciones Unidas, menos del 5 por ciento de los chinos homosexuales optan por hacerlo público. Blued (pronunciado "blue-duh" o "blue-dee"), una de las aplicaciones de citas gay más grande del mundo, tiene una base de usuarios en el país de unos 24 millones, lo que sugiere que muchos chinos han optado por un término medio.

Blued se encuentra en una posición peculiar: podría ser la aplicación más grande de su tipo, pero también es la más precaria. Es una compañía de tecnología en una sociedad que se ha transformado por las reformas de libre mercado, pero también es una compañía de tecnología gay que opera bajo un gobierno de un solo partido, con una postura ambigua hacia la comunidad L.G.B.T.Q.

Internacionalmente, China ha expresado públicamente su apoyo a los derechos de los homosexuales en Naciones Unidas. Pero a nivel nacional, el matrimonio homosexual y la adopción por parte de parejas del mismo sexo no están permitidos, y no hay figuras públicas abiertamente homosexuales conocidas en el gobierno o formas explícitas de protección legal contra comunidades L.G.B.T.Q. en el lugar de trabajo. El Festival del Orgullo anual de Shanghái se ha llevado a cabo abiertamente y sin obstáculos durante los últimos 11 años, sin embargo, el gobierno censura habitualmente el contenido gay en los medios. En Pekín, el popular club gay presenta actuaciones regulares de travestis mientras que los cines muestran la película biográfica de Freddie Mercury, "Bohemian Rhapsody", con su contenido gay editado.

 

Diario MX