El fallo inédito ha reconocido la unión entre el economista Óscar Ugarteche y Fidel Aroche, celebrada en México

Un juzgado de Lima ha ordenado al Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) que reconozca el matrimonio entre el peruano Óscar Ugarteche y el mexicano Fidel Aroche, celebrado en el país norteamericano, donde, a diferencia de Perú, sí es válido. Ugarteche intentó inscribir la unión en 2012 en su país, pero las autoridades negaron la solicitud alegando que según el Código Civil el matrimonio involucra a “un varón y una mujer”. Ahora la justicia ha determinado que el Reniec vulneró los derechos de Ugarteche.

El fallo inédito, referente a una unión celebrada en 2010 en México entre Ugarteche, célebre economista peruano, y su pareja, se sustenta en el derecho a la igualdad consagrado en la Constitución y en los tratados y acuerdos internacionales que Perú ha suscrito sobre ese aspecto. El Reniec anunció que apelará la decisión. Tras cinco años de gestiones iniciadas en 2012 por Ugarteche, el 7º Juzgado Constitucional de Lima ordenó inscribir en el registro civil el matrimonio. El poder Judicial señaló que la entidad estatal había vulnerado los derechos constitucionales del ciudadano al no reconocer en 2012 la unión.

La sentencia fue firmada por la jueza Maurila Muñoz el pasado diciembre y notificada el lunes. Ugarteche, nacido en 1949 en Lima, es académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM; autor del libro Historia crítica del Fondo Monetario Internacional; y uno de los fundadores y directivos del Movimiento Homosexual de Lima (Mhol), nacido en la década de los ochenta, la organización pionera de defensa de los derechos LGBTI en el Perú. Pese a que era uno de los economistas más destacados en su país, se mudó a México ante la imposibilidad de una unión civil o un matrimonio con una persona del mismo sexo.

“¿Por qué vivo yo en México y no en el Perú? Las razones tienen que ver con las formas de discriminación de la sociedad peruana y esta es una pequeña contribución para acabar con eso. Los peruanos somos iguales, se acabó y punto”, comentó en una entrevista televisiva después de conocer la respuesta a la acción de amparo que presentó en 2012. Para el activista, el fallo abre el camino para que, en un futuro, “todos los peruanos puedan juntarse legalmente en la combinación que quieran”.

Código de 1984

La sentencia cita el “reconocimiento del derecho de los homosexuales a poder contraer matrimonio entre ellos mismos desde 2001” en 15 países y el reconocimiento mediante sentencias de instancias supremas o constitucionales en Brasil, Irlanda, Colombia, México y Estados Unidos. “Nuestro Código Civil data de 1984, momento en el cual era inimaginable pensar en una institución como la del matrimonio de personas del mismo sexo. Esta judicatura considera que el artículo 234 no se ha adaptado a dichos cambios que se han presentado en el mundo”, añade.

Sin embargo, el gerente de Reniec, Benito Portocarrero, declaró este martes que el deber de la entidad es apelar. “El Código dice a la letra: el matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre un varón y una mujer legalmente aptos. Somos el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil, nos regimos por este Código”, justificó el funcionario.

El ex Defensor del Pueblo, Eduardo Vega, comentó a EL PAÍS que “al Reniec [le corresponde] cumplir con la decisión judicial y no dilatar más su ejecución con apelaciones que solo buscan retrasar el reconocimiento de derechos amparados por esta importante decisión judicial”. Además, hizo un llamado a los órganos del sistema de justicia y al Estado para que sigan avanzando en esta materia: “Hay todavía un importante trecho por caminar en el reconocimiento de derechos de la comunidad LGBTI”, agregó.

El secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Tito Bracamonte, declaró a este diario que independientemente de la reacción del Reniec, la decisión del juzgado “ya es un logro. Si no avanzara más, se tiene que ir a la Corte Suprema y después al Tribunal Constitucional, pero con la seguridad de que finalmente se va a ganar. Será temprano o un poco más tarde, pero es un parteaguas por el reconocimiento de la igualdad y la no discriminación”, añadió el expresidente del Mhol.

El Pais