Ultimamente se están detectando casos de transmisión del Virus de la Hepatitis C por la vía sexual, afectando especialmente a gais seropostivos. La coinfección en estos casos puede resultar peligrosa, pues puede acelerar la progresión de la hepatitis C. Las posibilidades de curación en estos casos son mas complicadas.

Es por este motivo por el que Gais Positius lanza esta campaña de prevención de la Hepatitis C (VHC), recordando la vulnerabilidad de las personas seropositivas, su difícil tratamiento y la necesidad de realizarse la prueba del VHC.

La Hepatitis C es una enfermedad causada por el virus VHC que provoca una inflamación hepática. El 20% de los casos agudos de hepatitis C se curan espontáneamente, pero un 80% de los infectados evolucionan hacia una hepatitis crónica, sin sufrir ningún síntoma, durante muchos años. Pero aunque avanza muy lentamente, el virus puede ir afectando progresivamente al hígado. Hoy aun no se conoce vacuna.

La enfermedad puede pasar desapercibida durante mucho tiempo, por lo que es recomendable realizarse la prueba de detección por parte de quienes hayan podido estar en contacto con el virus, especialmente las personas seropositivas.

TRANSMISIÓN

La forma tradicional de transmisión es el compartir jeringuillas, cuchillas, cepillo de dientes o similares con personas infectadas, o de hacerse piercings, tatuajes o acupuntura con instrumentos contaminados. También el compartir utensilios para inhalar.

La infección puede producirse a partir de otros fluidos corporales como por ejemplo el semen, mediante las relaciones sexuales sin protección con personas infectadas. Sexo en grupo, fisting, o cualquier práctica sexual de alto riesgo o tener otra ITS puede favorecer la transmisión del virus. Es importante destacar que, aunque la transmisión sexual es infrecuente entre infectados únicamente por el virus de la hepatitis C, la coinfección por el virus de la inmunodeficiencia humana aumenta la probabilidad de que el primero se transmita por esta vía.

Por besar, compartir utensilios o abrazar a alguien no se transmite el virus.

DIAGNÓSTICO

La hepatitis C se puede diagnosticar a partir de diversos análisis que ayudan a determinar el nivel de transaminasas en la sangre, detectar la existencia de anticuerpos contra la hepatitis C, el genotipo o variante genético del virus de la hepatitis C y la cantidad de virus que hay en la sangre (carga viral).

A veces, estas pruebas tienen que ir acompañadas de una biopsia para evaluar el grado de afectación del hígado.

PREVENCIÓN

Para prevenir la infección se recomienda:

Utilizar exclusivamente el cepillo de dientes y los objetos de higiene personal y no compartir jeringas ni rulos de esfinar. No compartir látigos ni otros elementos usados en el BDSM.
Utilizar el preservativo cuando se mantengan relaciones sexuales con una persona de la cual se desconozca el estado con respecto al virus de la hepatitis C,
Tomar precauciones a la hora de hacerse tatuajes, piercings, etc.
Usar guantes de latex y lubricantes a la hora de realizar practicas de fisting. El latex puede evitar también la transmisión del virus al practicar el beso negro.
Utilizar condón para los dildos en caso de compartirlos, cambiándolos cada vez que se usen

TRATAMIENTO

Todavía no se dispone de una vacuna eficaz contra el virus de la hepatitis C (las vacunas contra las hepatitis A y B no protegen contra el virus VHC). Por eso, es muy importante la prevención.

En los casos de hepatitis crónica, puede estar indicado realizar un tratamiento con interferon pegilado y ribavirina durante seis o doce meses, lo cual consigue la negativización de los marcadores de infección en casi el 50% de los enfermos tratados, cosa que no quiere decir que están inmunizados ante futuras infecciones de hepatitis C.

Cuando se diagnostica una hepatitis C crónica, hay que hacer un seguimiento médico y análisis de los marcadores hepáticos a lo largo de toda la vida, tanto si la enfermedad ha remitido por completo como si evoluciona activamente o se desarrolla una cirrosis. En este último caso, el enfermo puede llegar a requerir un transplante de hígado.

Por otra parte, se recomienda seguir una dieta variada y saludable, evitar los alimentos muy grasientos y prescindir del alcohol, ya que su consumo puede hacer que la enfermedad evolucione más rápidamente. Ante cualquier duda sobre alimentos o sustancias a tomar, consultar al médico.

INFORMACIÓN

En caso de dudas podéis consultar teléfono 900Rosa: 900 601 601 Telefono gratuito, anónimo y confidencial. Todos los días de 16 a 22 horas. (Este telefono dejó de funcionar el 31 de Diciembre de 2.013 por la falta de financiación del Plan Nacional Sobre el Sida, del Ministerio de Sanidad, con la Ministra Ana Mato del Gobierno del Partido Popular)

ASSCAT: Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis 93 314 52 09 / 615 05 22 66 o al Teléfono de información de Sanitat Respon 24 horas 061.

Centros donde dirigirse:

Agencia de Salud Pública de Barcelona (Barcelona ciudad)
Servicio de Epidemiología. Teléfono 932 384 545

Servicios regionales de la Agencia de Protección de la Salud
Servicio Regional de Salud en Barcelona
Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Barcelonès Nord y Maresme. Teléfono 935 513 772
Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Vallès Occidental y del Vallès Oriental. Teléfono 937 332 157
Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Costa de Ponent. Teléfono 935 515 798
Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Cataluña Central. Teléfono 938 753 381

Servicio Regional de Salud en Girona
Sección de Epidemiología. Teléfono 872 975 660

Servicio Regional de Salud en Lérida
Secció d'Epidemiologia. Telèfon 973 701 600

Servicio Regional de Salud en el Camp de Tarragona
Sección de Epidemiología. Teléfono 977 224 151

Servicio Regional de Salud en las Terres de l'Ebre
Sección de Epidemiología. Teléfono 977 448 170