Es un anestésico, completamente diferente del éxtasis ya que no es estimulante sino un depresor sedante.
Por motivos de comercialización se conoce como éxtasis líquido, pese a que no tiene absolutamente nada que ver, ni en cuanto a efectos ni a riesgos.
Ralentiza la actividad corporal y cerebral como el alcohol y los nitritos (poppers) entre otros.
Se encuentra principalmente en forma líquida y la vía de administración es oral.
El GHB ha sido y es utilizado en medicina por sus propiedades anestésicas y facilitadoras del sueño.

EFECTOS
Sensación de euforia, desinhibición, relajación y aumento del deseo sexual.
En dosis bajas, dan una sensación de calma y bienestar.
Los efectos se empiezan a notar de 5 a 30 minutos después de haberlo tomado y duran de 1 a 3 horas de promedio.

EFECTOS ADVERSOS
Puede adormecerte y provocar aturdimiento, pérdida general de sensibilidad en el cuerpo, dolores de cabeza y confusión.

SOBREDOSIS
Tomar demasiado GHB puede provocar sedación completa, vómitos, delirios, descenso de la frecuencia cardíaca hasta incluso el coma.
El margen entre la dosis para colocarse y una sobredosis puede ser muy pequeño.
Para evitar una sobredosis, deben tomarse pequeñas cantidades cada vez para ver cómo reacciona el cuerpo.
Cantidades superiores a los 4 gramos suelen producir sueño profundo, de modo que resultará casi imposible despertar a la persona durante 3 o 4 horas.

ABUSO Y USO CRÓNICO
El consumo continuado puede provocar tolerancia (necesitas consumir más para obtener el mismo efecto) y dependencia física.
El GHB está médicamente contraindicado en personas que padezcan trastornos respiratorios o cardiacos, en casos de hiperprolactinemia (aumento en los niveles normales de la hormona prolactina), en pacientes epilépticos o que sufran convulsiones, así como en individuos aquejados por el Síndrome de Cushing.

WARNING!!!
Cuando el GHB se presenta en líquido su concentración es variable y desconocida, por lo que conviene extremar el cuidado con la dosis.
Evita tomar al mismo tiempo otras drogas depresoras como el alcohol. Esta combinación puede provocar el coma e incluso la muerte.
Cuando se mezcla con otra bebida para que varias personas lo consuman de un mismo vaso, el GHB se deposita en el fondo, por lo que el último en beber es quien consume la mayor parte, resultando fácil que se sobredosifique.

GHB + ALCOHOL =perill

SEXO Y GHB
La excitación sexual que provoca el GHB puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.