El poppers es un vasodilatador que está compuesto por nitritos (nitrito de amilo, de butilo o de isobutilo).
Tiene un color amarillo transparente, es altamente volátil, algo tóxico e irritante.
Tiene un fuerte olor característico y se presenta en pequeños botes desde donde se inhala directamente.

EFECTOS
Provoca casi inmediatamente sensación de euforia e intenso calor. Dura muy poco tiempo (unos 2 minutos) lo que induce a un consumo repetitivo.
Una vez inhalado, es absorbido a través de la membrana mucosa de los pulmones. Relaja las paredes de los vasos sanguíneos, sobre todo de la cabeza y el cuello. Treinta o cuarenta segundos después de haber suministrado popper, la cara se congestiona, la cabeza y el cuello sudan y aumenta el régimen cardíaco. Las válvulas del corazón se abren, de este modo aumenta el flujo sanguíneo y el oxigeno que llega a las zonas del corazón.

EFECTOS ADVERSOS
Te puede provocar dolor de cabeza, náuseas y vómitos.
Los usuarios pueden perder la conciencia, especialmente si se dedican a una actividad física vigorosa, como bailar o correr.
El uso de nitritos también ha llevado a los ataques al corazón cuando la gente ya tiene problemas del corazón o la presión arterial.
También ha habido casos de muertes cuando la gente ha bebido nitritos en lugar de la inhalación de los vapores.
Los nitritos también pueden aumentar la presión sobre la bola del ojo y son peligrosos para las personas si tienen alguna enfermedad ocular como glaucoma.

SOBREDOSIS
Tomar demasiado poppes puede provocar desde mareos extremos hasta la pérdida del conocimiento, taquicardia, disminución del ritmo cardiaco y colapso circulatorio que puede acarrear la muerte.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Podría provocar quemaduras en la mucosa de la nariz, aumento de la agresividad y daño cerebral permanente que causaría un deterioro de sus funciones parecido a la de un boxeador.
No genera dependencia física, aunque sí una fuerte dependencia psicológica y tolerancia (progresivamente necesitas inhalar más para obtener el mismo efecto).

WARNING!!!
Evítalo si has tomado algún medicamento para tratar la disfunción eréctil (Viagra, Levitra o Cialis).
Mezclar estas substancias puede aumentar notablemente la dilatación de los vasos sanguíneos y reducir peligrosamente la presión sanguínea, lo que puede ocasionar la muerte.

POPPERS + Viagra (o Levitra o Cialis) =perill

SEXO Y POPPERS
Aumenta la excitación sexual.
Al tener efecto vasodilatador uno de sus efectos más potentes es el de la erección y la dilatación anal, aunque a altas y prolongadas dosis puede acarrear la pérdida de la erección.
La excitación que provoca usado durante las relaciones sexuales puede llevarte a descuidar el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Es un anestésico, completamente diferente del éxtasis ya que no es estimulante sino un depresor sedante.
Por motivos de comercialización se conoce como éxtasis líquido, pese a que no tiene absolutamente nada que ver, ni en cuanto a efectos ni a riesgos.
Ralentiza la actividad corporal y cerebral como el alcohol y los nitritos (poppers) entre otros.
Se encuentra principalmente en forma líquida y la vía de administración es oral.
El GHB ha sido y es utilizado en medicina por sus propiedades anestésicas y facilitadoras del sueño.

EFECTOS
Sensación de euforia, desinhibición, relajación y aumento del deseo sexual.
En dosis bajas, dan una sensación de calma y bienestar.
Los efectos se empiezan a notar de 5 a 30 minutos después de haberlo tomado y duran de 1 a 3 horas de promedio.

EFECTOS ADVERSOS
Puede adormecerte y provocar aturdimiento, pérdida general de sensibilidad en el cuerpo, dolores de cabeza y confusión.

SOBREDOSIS
Tomar demasiado GHB puede provocar sedación completa, vómitos, delirios, descenso de la frecuencia cardíaca hasta incluso el coma.
El margen entre la dosis para colocarse y una sobredosis puede ser muy pequeño.
Para evitar una sobredosis, deben tomarse pequeñas cantidades cada vez para ver cómo reacciona el cuerpo.
Cantidades superiores a los 4 gramos suelen producir sueño profundo, de modo que resultará casi imposible despertar a la persona durante 3 o 4 horas.

ABUSO Y USO CRÓNICO
El consumo continuado puede provocar tolerancia (necesitas consumir más para obtener el mismo efecto) y dependencia física.
El GHB está médicamente contraindicado en personas que padezcan trastornos respiratorios o cardiacos, en casos de hiperprolactinemia (aumento en los niveles normales de la hormona prolactina), en pacientes epilépticos o que sufran convulsiones, así como en individuos aquejados por el Síndrome de Cushing.

WARNING!!!
Cuando el GHB se presenta en líquido su concentración es variable y desconocida, por lo que conviene extremar el cuidado con la dosis.
Evita tomar al mismo tiempo otras drogas depresoras como el alcohol. Esta combinación puede provocar el coma e incluso la muerte.
Cuando se mezcla con otra bebida para que varias personas lo consuman de un mismo vaso, el GHB se deposita en el fondo, por lo que el último en beber es quien consume la mayor parte, resultando fácil que se sobredosifique.

GHB + ALCOHOL =perill

SEXO Y GHB
La excitación sexual que provoca el GHB puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Es un estimulante que potencia la actividad del cerebro y el cuerpo.
También se le llama empatógeno/entactógeno puesto que se caracteriza por una amplificación e intensificación de las sensaciones emocionales.
Fuera, induce a confusión. Se encuentra en forma de polvo, pequeños cristales o pastillas. La vía de administración depende de la presentación, así todas se pueden administrar vía oral, ya sea directamente o diluidas. Las presentaciones en polvo y cristal, pueden ser esnifadas, aumentando los riesgos.

EFECTOS
La MDMA intensifica las sensaciones de autoestima, bienestar y felicidad, desinhibición, euforia, estimulación o calma y amigabilidad, incremento en la necesidad de comunicarse con los demás, aumento en la apreciación de la música y modificación de las percepciones sensoriales, deseos de abrazar (se la conoce como "hug-drug") y besar a los demás…
• Subida: Tras la ingesta, los efectos pueden tardar en aparecer entre 20 y 90 minutos. Pasado este período, los primeros efectos aparecen más o menos repentinamente ("subidón") durante 5-20 minutos, para pasar a una fase de meseta que dura unas 2-3 horas.
• Duración: Los efectos suelen durar unas 4-6 horas, siempre dependiendo de la dosis y de la persona. Cuando se consume una dosis suplementaria, los efectos suelen prolongarse durante un par de horas más y pueden mantenerse con dosis sucesivas, que generalmente no afectan a la intensidad de la experiencia, pero sí la alargan, a la vez que incrementan los efectos secundarios.

EFECTOS ADVERSOS
Puede producir distorsiones visuales, nistagmo (movimientos oculares involuntarios), incremento de la tasa cardiaca y de la presión arterial (que se incrementan al aumentar la dosis), nerviosismo, cambios en la regulación de la temperatura corporal, vómitos, ansiedad, sudoración, mareos, confusión, boca seca, tensión mandibular, dificultades de concentración, midriasis (dilatación de las pupilas).
Horas después de la ingesta, los efectos anteriores van disminuyendo y pueden aparecer otros, que pueden durar días, como agotamiento y pensamientos depresivos que incluso pueden conducir a ideas suicidas.
A veces aparecen sequedad en la boca, calambres abdominales, ansiedad, problemas de memoria.

SOBREDOSIS
Tomar demasiado MDMA puede provocar convulsiones, aumento excesivo de la temperatura, fallo respiratorio, hemorragias cerebrales o graves problemas cardiacos cualesquiera de los cuales puede llevarte a la muerte.
La MDMA afecta a la regulación de la temperatura corporal, por lo que pueden presentarse episodios graves de:
• Hipertermia (golpe de calor, elevación importante de la temperatura corporal). Más probable en ambientes cerrados, cuando se realiza una intensa actividad física (por ejemplo, bailar durante muchas horas) y cuando uno no se hidrata convenientemente. Para evitar estas complicaciones se recomienda realizar pausas en el baile y reponer líquidos (con agua, zumos o, preferentemente, con bebidas isotónicas, con moderación, sin excederse, a razón de aproximadamente medio litro cada hora si se realiza una actividad física intensa y menos si se está en reposo), evitando en lo posible el consumo de alcohol, pues favorece la deshidratación y el aumento de la temperatura corporal.
• Hipotermia (disminución considerable de la temperatura corporal), dependiendo del ambiente donde esté la persona.
La MDMA produce elevaciones en la frecuencia cardiaca y en la presión arterial. Por tanto, personas con problemas cardíacos o de hipertensión deberían mostrarse cautos ante su consumo.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Puede provocar dependencia psicológica y una rápida tolerancia (necesitas ir aumentando la dosis), problemas psiquiátricos de agresividad y paranoia además de pérdida extrema de peso, problemas digestivos y el deterioro de tu sistema inmunitario.

WARNING!!!
Si lo esnifas ten en cuenta que compartiendo el rulo es posible la transmisión de enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis.
Estas sustancias pueden hacer que te deshidrates, para evitarlo bebe agua con regularidad, dentro de unos límites razonables.
Interaciones:
• MDMA + alcohol: incrementa los niveles de deshidratación inducidos por el aumento en la temperatura corporal.
• MDMA + otros estimulantes (tipo cocaína o anfetamina/ speed): potencia la estimulación del sistema nervioso y hay mayor probabilidad de presentar efectos indeseables debidos a la sobreestimulación.
• MDMA + IMAO's (Inhibidores de la MonoAmino Oxidasa): Se han descrito reacciones adversas en estas combinaciones.
• MDMA + retrovirales: Se han descrito reacciones adversas en estas combinaciones.

MDMA + COMPARTIR EL RULO =perill

SEXO Y MDMA
El orgasmo es muy intenso pero puedes perder la erección. Y el consumo prolongado te puede hace perder el deseo sexual. El MDMA puede hacer que te olvides completamente del uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Speed es como popularmente se conoce a las anfetaminas que son sustancias estimulantes.
Se encuentra en forma de pastillas o polvo que se esnifa, igual que en el alcohol, esta argumentación induce más a la confusión que a la clarificación.
La gran mayoría de speed que circula por el mercado negro es en gran parte cafeína con anfetamina.
Se utiliza en el ámbito médico por sus propiedades terapéuticas reconocidas (como supresor del apetito y en el tratamiento de la narcolepsia y del TDAH (Trastorno del Déficit de Atención con Hiperactividad).

EFECTOS
A los pocos minutos provoca excitación y euforia, sensación de energía, invencibilidad y aumenta la seguridad en uno mismo.
Suprime el apetito, el cansancio y el sueño.

EFECTOS ADVERSOS
Horas después puede aparecer agotamiento, depresión y ansiedad.
Puede notarse sequedad en la boca, sudoración, dolor de cabeza y aumento de la tensión arterial y de la temperatura, además de insomnio, pérdida de apetito y rechinar de dientes.
Las probabilidades de una reacción adversa pueden ser más probables en personas con hipertiroidismo, glaucoma, diabetes o enfermedades cardiovasculares como angina, hipertensión o arritmias.
También comporta un aumento de la tasa cardíaca, del ritmo respiratorio y de la presión arterial, hipertermia, insomnio, 'mandibuleo' y convulsiones.
Cuando su consumo es habitual existe la posibilidad de que aparezcan episodios psicóticos.

SOBREDOSIS
Tomar demasiado speed puede provocar una ansiedad intensa que incluso puede conducir a ideas suicidas, insomnio, paranoias, alucinaciones y agresividad, así como convulsiones, un aumento excesivo de la temperatura del cuerpo, hemorragias cerebrales o graves problemas cardiacos que requieran el ingreso hospitalario o conduzcan a la muerte.
Dado que la anfetamina es un poderoso estimulante, y dadas las condiciones que impone el mercado negro es muy difícil conocer su concentración y pureza por eso las rayas han de ser pequeñas y se debería espaciar su consumo para evitar un exceso de estimulación.

ABUSO Y USO CRÓNICO
El consumo continuado puede provocar una fuerte dependencia psicológica y una rápida tolerancia (necesitas consumir más para obtener el mismo efecto) creando problemas psiquiátricos y cardiacos.

WARNING!!!
Mezclarlo con alcohol produce una intensa deshidratación y puede llegar a producir un golpe de calor.
Si se esnifa hay que tener en cuenta que compartiendo el rulo se pueden transmitir enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis C.
Hay que tener en cuenta las siguientes interacciones potencialmente peligrosas:
• Con medicamentos: Especial atención. Con furazolidona (medicamento para el tratamiento de la diarrea infecciosa) o con IMAOs inhibidores de la monoaminaoxidasa) pueden provocar reacciones hipertensivas graves.
• La anfetamina puede reducir el efecto de la guanetidina (medicamento para el tratamiento de la hipertensión).
• Los antidepresivos tricíclicos, el bicarbonato y las píldoras anticonceptivas podrían aumentar el efecto de la anfetamina y, por tanto, aumentar la probabilidad de reacción adversa (complicación cardíaca). 

SPEED + ALCOHOL =perill

SEXO Y KETAMINA
Ten en cuenta que tomar ketamina puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

La ketamina es un anestésico disociativo (anestesia el cuerpo pero no la conciencia), modifica fuertemente las sensaciones, emociones y la percepción de la realidad.
La presentación original es líquida, pero después de un proceso de evaporación se obtiene el polvo que se esnifa.
El líquido se puede inyectar, lo que supone asumir muchísimos más riesgos.
Es considerada como un "medicamento esencial" por la Oms, dada su utilidad para la medicina y la humanidad, la ketamina también se utiliza en el contexto veterinario.

EFECTOS
Los efectos comienzan a sentirse a los pocos minutos de tomar esta droga y pueden durar desde unos minutos hasta una hora aproximadamente.
Te hace sentir eufórico, excitado, más desinhibido y notas una sensación como de estar flotando o de que la mente se separa del cuerpo.
Es fundamental controlar la dosificación, pues pasar de una ligera embriaguez a un estado alucinatório y de desconexión con la realidad puede depender de 200 mg.

EFECTOS ADVERSOS
Puede hacerte sentir confusión, mareos, agresividad e incluso paranoia, dificultad para expresarte claramente, brazos y piernas entumecidas y sentimientos desagradables.

SOBREDOSIS
Tomar demasiada Ketamina puede provocar pérdida de la consciencia, vómitos, insuficiencia respiratoria, convulsiones, psicosis tóxica e incluso un accidente cardiovascular que podría provocar la muerte.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Tu memoria puede verse afectada, desarrollas tolerancia (necesitas consumir más para obtener el mismo efecto) y una fuerte dependencia psicológica.

WARNING!!!
Es especialmente peligroso si lo mezclas con alcohol (o con otros depresores).
Si esnifas ketamina ten en cuenta que compartiendo el rulo se pueden transmitir enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis.
La ketamina está contraindicada en personas aquejadas de
• problemas cardiacos
• hipertensión
• o que cuenten con antecedentes de accidentes cerebrovasculares. 

Al igual que en aquellas que estén en tratamiento con medicamentos tiroideos, que hayan sufrido operaciones oftalmológicas o que padezcan problemas psiquiátricos o tengan antecedentes de haberlos tenido. 

KETAMINA + ALCOHOL = perill

SEXO Y KETAMINA
Ten en cuenta que tomar ketamina puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Es un estimulador del sistema nervioso. Da una sensación de energía, excitación y aumenta la confianza en uno mismo, suprime el apetito y el sueño pero provoca una fuerte dependencia psicológica.
La cocaína suele encontrarse en forma de polvo blanco cristalino que se esnifa.

EFECTOS
Minutos después del consumo se dilatan las pupilas, aumentan el ritmo cardiaco, la respiración y la temperatura del cuerpo. Te hace sentir eufórico, desinhibido y más fuerte.

EFECTOS ADVERSOS
Media hora después puede aparecer apatía, agotamiento, deseo de consumo y síntomas de ansiedad o depresión.
Los adulterantes más frecuentemente utilizados son: Estimulantes, como cafeína; analgésicos, paracetamol y fenacetina anestésicos locales, como lidocaína, procaína y benzocaína. Diluyentes (sustancias inactivas para dar volumen) más frecuentes son: manitol, glucosa, celulosa, lactosa, carbonato cálcico y sulfato cálcico (yeso).
Además, recientemente se ha detectado un antiparasitario veterinario, usado como corte, el Levamisol, cuyos efectos secundarios y efectos a largo plazo están poco investigados en el ser humano. 

SOBREDOSIS
Tomar demasiada cocaína puede provocarte una ansiedad intensa, insomnio, paranoias y alucinaciones que conducen a un comportamiento violento, convulsiones, un aumento excesivo de la temperatura del cuerpo, hemorrageas cerebrales o graves problemas cardiacos, cualquiera de los cuales puede llevarte a la muerte.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Es altamente adictiva, su uso reiterado te provocará dependencia psicológica y una rápida tolerancia que hará que tengas que ir aumentando la dosis para conseguir los mismos efectos. Su consumo continuado aumenta el riesgo de sufrir trombosis, derrame cerebral e infarto de miocardio, acelera la arterioesclerosis y causa la ulceración de la mucosa nasal hasta la perforación del tabique nasal. La cocaína puede producir psicosis (psicosis cocaínica).

WARNING!!!
Es habitual consumir cocaína y beber alcohol. El consumo de una sustancia potencia el consumo de la otra, lo que conlleva consumir más de ambas y el aumento de los riesgos. Las resacas y bajones son más potentes, así como los riesgos relacionados con el sistema cardiovascular y nervioso.
Contraindicado para:
• Personas con enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, aneurismas arteriales, trastornos del ritmo, antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular grave...).
• Problemas del hígado y/o del riñón.
• Cuando se va a conducir vehículos o manejar maquinaria peligrosa.
• Cuando se tienen problemas psicológicos (ansiedad, trastorno bipolar, depresión, psicosis ó esquizofrenia) o se está atravesando un mal momento.
• Si se padece glaucoma.
• Si se está recibiendo cualquier tipo de medicación, espacialmente con IMAOs (inhibidores de la monoamino oxidasa, como p.ej. Nardil, Parnate, Marplan, Manerix y Deprenyl).
• Si se tiene hipertiroidismo, Epilepsia, Síndrome de Tourett u otro trastorno compulsivo. 

Compartiendo el rulo se pueden transmitir enfermedades infecciosas como el VIH y la hepatitis

COCAÍNA + COMPARTIR EL RULO = perill

SEXO Y COCAÍNA
La cocaína aumenta el deseo sexual y prolonga e intensifica el orgasmo, pero tambien puede hacer provocar disfunción eréctil. El consumo prolongado da lugar a la pérdida del deseo sexual. Tomar cocaína puede hacer olvidar el uso del preservativo y aumentar el riesgo de transmisión del VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Los efectos del cannabis dependen en gran medida de la persona y el contexto en que se consume, y por ello sus efectos pueden ser depresores (relajación), estimulantes, e incluso alucinógenos.
Es una planta cuyos frutos, los cogollos, se fuman, mezclados con tabaco o no, en cigarrillos (maría…) o con pipa, también se puede cocinar y comer (en este caso la dosificación es diferente y aumentan los riesgos de sobredosificación). Del cannabis se extrae la resina conocida como hachís (costo, chocolate…).

EFECTOS
Los efectos pueden tardar en aparecer unos pocos minutos y llegar a durar unas horas después del consumo.
Sientes bienestar e hilaridad, te relaja, aumenta el apetito y provoca la desinhibición.
Si la comes, los efectos del cannabis pueden intensificarse (más psicodélico).

EFECTOS ADVERSOS
Puede provocar sequedad en la boca, reducción de la capacidad de concentración y de la memoria, nauseas, vómitos, amodorramiento, ansiedad y vértigo.

SOBREDOSIS
El consumo de cannabis es, de todas las drogas, el que más difícilmente puede dar lugar a una sobredosis.
Puedes, sin embargo, sentir fatiga, confusión, desorientación, incluso paranoia y manía persecutoria.
Lo que es más frecuente son las lipotimias, sobretodo en gente con poca experiencia o con marihuanas muy potentes.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Puede provocar dependencia psicológica, apatía y pérdida en la capacidad de aprendizaje, memorización y en la capacidad de fijar la atención.

SEXO Y CANNABIS
Tus sensaciones sexuales son más intensas, pero si lo tomas durante mucho tiempo disminuye la libido.
Ten en cuenta que tomar marihuana o hachís puede hacer que descuides el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Es una sustancia depresora, y como tal, en dosis altas, ralentiza la actividad corporal y cerebral. En dosis bajas, da sensación de eufória y bienestar.
El alcohol que encontramos en las bebidas alcohólicas es el etanol o alcohol etílico. Principalmente hay dos tipos de alcohol; el destilado (del 5% al 15%) y el fermentado (más del 20%).
Se bebe, es una substancia legal y puede encontrarse en muy diversas presentaciones (vino, cerveza, licores, etc.)

EFECTOS
Una vez ingerido, a los 5 minutos ya puede encontrarse alcohol en la sangre y su concentración máxima se produce aproximadamente a los 30 minutos de su ingesta. En un principio te hace sentir eufórico, menos tímido, más relajado, hablar más y te desinhibe. A medida que aumentas la dosis, tu sistema nervioso está cada vez más deprimido y empieza a fallar la coordinación, los reflejos...

EFECTOS ADVERSOS
Tu sentido común puede verse afectado, puedes tener dificultad para expresarte claramente, y perder el equilibrio.
También te puede volver agresivo y hacerte sentir emocionalmente inestable.

SOBREDOSIS
Si bebes demasiado puedes sufrir vómitos y desmayos, por no mencionar la resaca posterior, pero podría llegar a producir coma etílico e incluso la muerte.

ABUSO Y USO CRÓNICO
Provoca tolerancia (progresivamente necesitas beber más para obtener el mismo efecto) y dependencia psicológica y física, se debilita tu sistema inmunológico, causa desórdenes nerviosos y puede dañar tu corazón e hígado entre otros órganos.

WARNING!!!
Trata de evitar tomar drogas al mismo tiempo que bebes alcohol. Se disparan los riesgos al mezclar alcohol con otras sustancias. En general hay que ir con mucho ciudado con la mezcla con otros depresores, por ejemplo, mezclado con el GHB podría causar el coma, con Ketamina nos podría hacer perder rápidamente la coordinación, lo mismo que con los tranquilizantes o con cánnabis, podríamos tener una bajada de tensión. Si lo mezclamos con estimulantes (speed, cocaína, etc.) hay un riesgo claro de acabar tomando más cantidad (e incrementar los efectos secundàrios de amb@s), tanto del estimulante como de alcohol, pues se contrarrestan los efectos.
Es importante plantearse el consumo de alcohol si se padecen enfermedades hepáticas (del hígado) o del aparato digestivo, si se ha de conducir vehículos o si se padece algún trastorno psicológico o se está pasando por una mala racha. 

ALCOHOL + GHB = perill

SEXO Y ALCOHOL
El consumo moderado puede estimular tu deseo sexual pero el abuso y el consumo a largo plazo disminuye este deseo y provoca problemas de disfunción eréctil. Beber en exceso antes o durante las relaciones sexuales puede llevarte a descuidar el uso del preservativo y ponerte en riesgo ante el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.